Un principio esencial en el mundo de vínculo humano-computadora es el siguiente: una cosa es lo que los usuarios hacen cuando interactúan con una interfaz, otra es la que interpretan que hicieron y otra la que expresa.

¿De qué se trata un estudio de usabilidad?

 

Se trata de una entrevista individual donde se observa a distintos participantes intentando lograr ciertos objetivos para interpretar qué es lo que genera confusiones.

Se trata de llegar más atrás de lo que la persona dice que sucede y más allá de lo que interpreta. Se trata de observar la interacción e interpretar qué pasa.

El objetivo es comprender por qué razones los usuarios se confunden, por qué se desorientan y por qué no logran terminar sus tareas.

¿Por qué no conviene usar técnicas de opinión como entrevistas o focus groups?

La clave en el análisis de la interacción es la observación y la interpretación a partir de lo que hacen ambos actores: la persona y la interfaz.

La persona raramente puede contestar con certeza por qué se confundió y cómo debería haber sido la interacción con la interfaz para no haberse equivocado.

Es complejo que el objeto de estudio sea a su vez quien interpreta. Por eso conviene que haya un tercero observando esa relación e interacción.

¿Se trata de interpretaciones?

Sí, un estudio de usabilidad think aloud se basa en interpretaciones.

Se trata de mirar la la mirada del usuario, sus gestos, sus reacciones: estos detalles son los que ayudarán a una mejor interpretación de qué sucedió en la interacción y qué es lo que se tiene que cambiar.

;)