Los otros días caminaba por Pamplona y una gente del opus dei me preguntó para el informativo del viernes a la noche, qué pienso sobre la nueva comunicación del papa católico y sobre la seguridad en Internet.

Flipé con ambas preguntas y le contesté que estábamos hablando de lo mismo.

El concepto “dios” es una idea creada a partir de un discurso; sostenida con un compilado de libros llamados sagrados,

explicada con pinturas, reforzada con liturgia, con edificios que se construyen sobre otros edificios que fueron construidos para otros dioses y así ;)

(Estoy siendo leve, porque nombraría a la Santa Inquisición y otras estrategias – generadoras de leads (!) – que la santa iglesia decidió utilizar, pero me limito a hablar del discurso).

Y la seguridad en Internet tampoco existe; o más bien, existe: está creada a partir de lo narrativo y lo visual. Frases persuasivas, imágenes de candados, etc.

Ninguno existe: ni dios ni la seguridad en Internet; o me equivoco, ambos existen y son creados a partir de un discurso.

(Lo escribo en mi blog anárquico porque no salió completo el otro viernes en el informativo del opus).

;)