Hace un mes empecé a trabajar en una compañía que tiene como pilar ocuparse del “recuerdo” de las personas que compran un viaje.

La palabra “Recordar” está formada por “re” (de nuevo) y “cordis” (corazón) y  significa “volver a pasar por el corazón”.

Con respecto a este tema, Sergio Felperín – el arquitecto con el que tengo el privilegio de trabajar –  me recomendó el video de Daniel Kahneman: The riddle of experience vs. memory (El enigma de la experiencia frente a la memoria).

Daniel Kahneman – psicólogo y Premio Nobel de Economía – diferencia en la conferencia un “yo” que vive realmente las experiencias de “otro yo” que es el que recuerda esas experiencias vividas, y analiza cómo el final de las historias distorsiona y determina lo que el “segundo yo” memoriza.

Según esta hipótesis, la experiencia que viva un usuario al final de una transacción influenciará el recuerdo completo de la experiencia de compra, por más que el resto del proceso haya sido positivo o negativo.

Y ese recuerdo, determinado por la experiencia en el final, es el que – posiblemente – defina una recompra.

El “yo” que recuerda es el que decide ;)

Excelente conferencia, se las recomiendo:

Daniel Kahneman: The riddle of experience vs. memory