La accesibilidad web es inclusión.

“El poder de la Web está en su universalidad. Un acceso a la Web para todos independientemente de su discapacidad, es un aspecto esencial.” Tim Berners-Lee

Un sitio es accesible cuando le permite a la mayor cantidad de usuarios, acceder a sus contenidos (textos, imágenes, videos), independientemente de sus capacidades, físicas, intelectuales o tecnológicas.

Esto implica trabajar en pos de la inclusión. Este principio hará que cuando nosotros mismos seamos ancianos y discapacitados, no nos dejen exhiliados.

¿A quiénes beneficia?

  • Incluye a los que no ven: ¿Cómo navega Internet un no vidente? Existen lectores de pantalla, que van leyendo en “voz alta” a medida que los usuarios utilizan su computadora. Para que estos lectores funcionen correctamente, los diseñadores web debemos tener en cuenta algunos detalles al momento de programar. Por ejemplo, cuando maquetamos en HTML, tenemos que incluirle a las imágenes el atributo ALT (texto alternativo) explicando de qué se trata la imagen; para que los lectores puedan leerlo y no se queden sin poder interpretar de qué se trata.
  • Incluye a quienes tienen problemas visuales: Si el tamaño del texto es lo suficientemente grande (o ampliable sin que se desarme el diseño), los usuarios con problemas visuales podrán leerlo sin dificultad.
  • Incluye a los que no oyen (¡o no tienen parlantes!): Si a los vídeos les incorporamos subtítulos o ponemos a disposición el texto transcrito, los usuarios con dificultades auditivas podrán acceder a la información. Lo mismo sucede si no tenemos parlantes.
  • Incluye a los que tienen problemas motrices: Si el tamaño de los botones es grande y cómodo, facilita a los usuarios que no pueden controlar el mouse con precisión.
  • Incluye a los que tienen problemas de aprendizaje: Si los contenidos están escritos en un lenguaje sencillo e ilustrados con diagramas, los usuarios con problemas de aprendizaje estarán en mejores condiciones de entenderlos.
  • Incluye a los que tienen conexión a Internet lenta: Las conexiones lentas provocan que algunos usuarios desactiven las imágenes y elementos multimedia para reducir el tiempo de descarga de las páginas web. Debemos generar los contenidos teniendo en cuenta estas posibilidades.
  • Incluye a los más modernos: quienes navegan desde su celular.

En mi país, Argentina, el 03 de noviembre de 2010 fue aprobada por unanimidad la ley de Accesibilidad de la Información en las Páginas Web.

En su primer artículo, refiriéndose a los sitios gubernamentales o subsidiados por el Estado, expresa:

“… deberán respetar en los diseños de sus páginas Web, las normas y requisitos sobre accesibilidad de la información que faciliten el acceso a sus contenidos, a todas las personas con discapacidad con el objeto de garantizarles la igualdad real de oportunidades y trato, evitando así todo tipo de discriminación”.

Al respecto, expresó un legislador: “Ley de accesibilidad web para todos: otro avance en la igualdad de derechos”.


2 comentarios

  1. En este post, más que una enseñanza, hay un ideal de un mundo virtual mucho mejor, mucho más para todos.

  2. Coincido completamente con esta visión de la web, hay que hacer el mayor esfuerzo posible por incluir a todos, dejar gente afuera es maltratarla.
    Sin embargo hay limitaciones a la inclusión en el actual modelo de la web, hay algunas personas que, por mejores intenciones que tengamos, nunca podremos incluir en la web sin maltratarlos.
    Los que no quieren estar solos frente a la computadora, y no quieren olvidarse de su cuerpo y de su lugar para poder interactuar con otros.

    Escribí un artículo sobre esto http://iconoclastismo.blogspot.com/2010/12/los-excluidos-de-la-web.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*