AMÉ esta entrevista de 1988 a Isaac Asimov:

“… una vez que tengamos conexiones de computadoras en cada casa
cada una de ellas conectada a enormes bibliotecas
donde cualquier persona pueda hacer preguntas
y tener respuestas, obtener materiales de referencia

sobre cualquier tema en el que esté interesado,
desde su infancia
por más tonto que parezca a alguien más.
Y puedes preguntar y descubrir
y puedes seguir el asunto
y puedes hacerlo en tu propia casa
a tu propio ritmo
en tu propia dirección
en tu propio tiempo

entonces todo el mundo disfrutará de aprender.
Hoy en día lo que las personas llaman aprendizaje
es algo impuesto.

Todo el mundo está obligado a aprender la misma cosa
al mismo tiempo, al mismo ritmo en clase.
y todas las personas son diferentes.

Para algunos es demasiado rápido
para otros es demasiado lento.
Y para algunos es la dirección equivocada.
Pero si les das la oportunidad
además de la escuela
Y no hablo de abolir la escuela pero…

Bill Moyers:
Me encanta la visión, pero ¿qué hay sobre el argumento que las máquinas, las computadoras deshumanizan el aprendizaje?

Isaac Asimov:
Bueno, en realidad es lo opuesto.
A mí me parece que es a través de las máquinas que
por primera vez seremos capaces
de tener una relación uno a uno
entre la fuente de información
y la información del consumidor.

Bill Moyers:
¿Qué significa eso?

Isaac Asimov:
Bueno, en los viejos tiempos se acostumbraba tener tutores para los niños.
Una persona que pudiera solventarlo
contrataba un pedagogo
un profesor que iría a enseñarles a los niños.
Y si él conocería su trabajo
adaptaría sus enseñanzas
a los gustos y necesidades de los alumnos.
¿Pero cuántas personas podían solventar un pedagogo?
La mayoría de los niños quedaba sin educación.
Entonces llegamos al punto donde era absolutamente necesario educar a todos.
La única manera en que se podía hacer
era tener un profesor para una gran cantidad de alumnos
y para organizar adecuadamente la situación
se les daba una currícula para enseñar.
Entonces: ¿cuántos profesores son buenos en esto?
como en todo lo demás, el número de profesores
es mucho mayor que el número de buenos profesores.
Por lo tanto, o tenemos una relación uno a uno para pocos
o tenemos una relación de uno para todos, para la mayoría.
Ahora hay una relación de uno a uno para muchos.
Todo el mundo puede tener un maestro.
Y una forma de acceso a los conocimientos acumulados
de la especie humana.

Bill Moyers:
A través de bibliotecas que están conectadas a la computadora de mi escritorio, de mi casa ¿y qué hay si quiero aprender más sobre baseball?

Isaac Asimov:
Está perfecto.
Usted aprende todo lo que quiere sobre baseball
porque cuanto más aprende sobre baseball
probablemente más interesado estará en las matemáticas
y en descubrir qué quieren decir con esas cosas
estadísticas y malditos promedios así
y al final usted podría interesarse más en las matemáticas
que en el baseball si usted sigue su propia vocación
y no es forzado.

Por otro lado, alguien que esté interesado en matemáticas
puede llegarse a sentir muy intrigado
por saber cómo se arroja una bola curva
Y podría interesarse por la física en el deporte.
¿Por qué no?

Bill Moyers:
Pero usted sabe que tenemos un problema récord histórico en este país en proveer a los niños pobres incluso buenas aulas. Me pregunto si esta sociedad puede igualarse y proveer a todo el mundo – inclusive a los niños pobres – buenas computadoras.

Isaac Asimov:
Quizás no al principio.
Pero es como preguntarse si sería posible proveer
agua potable a todas las personas de una nación.
Hay muchos países donde es muy difícil encontrar agua potable
excepto en circunstancias muy inusuales.
Esa es una de las razones por la cual muchas personas comenzaron
a beber cerveza y vino
porque el alcohol mata los gérmenes
y si no tomabas eso morías por el cólera.
Pero hay algunos lugares donde puedes
suministrar agua potable a casi todo el mundo.
Los EEUU probablemente suministran con agua potable
a un gran porcentaje de la población
Tal vez más que cualquier otro país.
No es que esperemos que todo el mundo tenga
una computadora perfecta ya mismo
pero hay que tratar de que así sea.
Y con el tiempo creo que será cada vez más posible.

Así como cuando yo era jóven
muy poca gente tenía automóviles,
teléfono en sus casa.
Casi nadie tenía aire acondicionado.
Ahora todas esas cosas son muy comunes,
casi universales,
y podría ser de la misma forma.

Bill Moyers:
Entonces ¿en cierta manera, cada estudiante tendría su propia escuela privada?

Isaac Asimov:
Sí. Y le pertenece a ella a él.
Él puede ser el único que dictará
qué es lo que va a aprender,
qué es lo que va a estudiar.

Y eso no es lo único que va a hacer.
Irá a la escuela por cosas que tiene que saber.

Bill Moyers:
Conocimiento común, base de datos común.

Isaac Asimov:
Correcto. Y la interacción con otros estudiantes y profesores.
Eso no se puede eludir.
Pero tendrá que buscar lo divertido de la vida
que consiste en seguir su propia vocación.

Bill Moyers:
Esta revolución de la cual usted está hablando de aprendizaje personal, es sólo para los jóvenes, no es así?

Isaac Asimov:
No. Y ese es un buen punto.
No es sólo para los jóvenes.
Ese es otro problema que estamos teniendo en la educación: que es para los jóvenes
y las personas piensan
que la educación es algo que tiene un final.
Y lo que es más importante,
cuando terminan
es una suerte de rito de pasaje a la madurez.

Bill Moyers:
El mundo real

Isaac Asimov:
Correcto. Ya terminé la escuela. Ya no soy un niño.
Y por ende, todo lo que te recuerde a la escuela como
tener ideas, leer libros, hacer preguntas
es cosa de niños.
Ahora eres un adulto.
Ya no haces ese tipo de cosas.

Bill Moyers:
Es como una prisión, la recompensa es salir.

Isaac Asimov:
Exacto.

Bill Moyers:
Los chicos dicen: ¿Cuándo salimos?

Isaac Asimov:
Y todo niño sabe eso.
Y todo niño sabe que por eso está en la escuela,
porque es pequeño y débil.

Y si se las arregla para salir antes…
Sí sale es un hombre precoz.

Bill Moyers:
Sí, yo he hablado con hombres que han abandonado la escuela, y ellos piensan que se han vuelto hombres porque están fuera de la escuela. ¿Qué es lo malo de eso?

Isaac Asimov:
Lo malo de eso es que tienes a mucha gente que no busca seguir estudiando
y les da vergüenza volver a estudiar.

Pero si tienes algo como esto,
entonces todo el mundo a cualquier edad
puede aprender por sí mismo.

… y puede seguir interesándose por las cosas.
No hay motivo entonces – si disfrutas aprender –
para dejar de hacerlo si tienes determinada edad.
Las personas no dejan de hacer cosas que les gustan
sólo porque llegan a determinada edad.
No dejas de jugar al tenis sólo por el hecho de tener 40 años.
No dejas de tener sexo porque tienes 40.
Lo sigues haciendo hasta cuando puedas, porque lo disfrutas.
Y el aprendizaje debería funcionar de la misma manera.

El problema con el aprendizaje
es que la mayoría de las personas no lo disfrutan
por culpa de las circunstancias.
Haz posible que disfruten el aprendizaje
y ellos lo continuarán haciendo.

Hay una historia famosa sobre
Oliver Wendell Holmes
quien vivió hasta los 90 años.
En cierta ocasión estaba en un hospital
no tenía mucho tiempo de vida.
Tenía más de 90 años.
Y el presidente Roosevelt fue a visitarlo.
Y allí estaba Oliver Wendell Holmes
leyendo gramática griega.

Y Roosevelt dijo: ¿Por qué está leyendo gramática griega Sr. Holmes?
Y el Sr. Holmes le contestó: “Para mejorar mi mente, Sr. presidente”.