El uso de los colores en la web

Tuve el privilegio de trabajar con Norberto Chaves, experto en branding y hablando de la utilización de los colores en la web parafraseó:

“Los colores aquí no son para decorar, sino para ayudar a buscar”.

Y me quedé pensando en la arbitrariedad de los colores.

La elección de un color es arbitraria. Que un texto color azul signifique que es un link es arbitrario. Pero una vez que en una interface se le asigna un significado a un determinado significante, es necesario mantenerlo inmutable.

Me remito a dos conceptos del signo linguístico.

  • La arbitrariedad: el vínculo que une el significado con el significante es arbitrario, el lazo que une a ambos es inmotivado.
  • La inmutabilidad: el signo queda instalado y no cambia.

Una interface es una conversación humano-computadora y los signos deben mantenerse inmutables durante el flujo completo.

Cambiar las reglas comunicacionales en medio de un diálogo requiere un reaprendizaje de los usuarios y va en detrimento de la facilidad de uso.

En una interfaz el color se divorcia (al menos un poco ;) del sentido estético y su función fundamental es la señalética.

Dejamos de hablar de pintar un cuadro y pasamos a construir un semáforo. Bello, pero fundamentalmente claro e inmutable.

2 comentarios

  1. En la última frase lo resumes de manera genial. Muy buen post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*