Una pregunta interesante para hacernos cuando queremos analizar los contenidos de un sitio es:

¿Sirve hacer sesiones con compradores simulados para validar los contenidos de un sitio?

La respuesta es compleja, porque una persona que invitemos a simular una compra, no va a tener las mismas dudas que un cliente real.

Entonces ¿servirá para algo?

Para empezar ¿qué preguntas buscaremos resolver en un Content Testing?

En un Content Testing podremos respondernos, entre otras cosas, si los textos:

  • ¿Logran resolver todas las interrogantes de las personas? ¿Son suficientes?
  • ¿Resultan legibles? ¿El contraste entre fondo y letra es suficiente? ¿El tamaño se alcanza a ver?
  • ¿Resultan sintéticos?
  • ¿La jerarquización es la adecuada? ¿Se está acentuando lo relevante?
  • ¿Se usan tecnicismos? ¿Usamos el lenguaje de las personas?
  • ¿Se ofrece consistencia? ¿llamamos de formas distintas a lo mismo?
  • ¿Se encuentran tropicalizados según cada región? ¿español de México? ¿español de Chile? ¿o español de Argentina? Hay sutilezas que pueden generar un amplio ruido en la comunicación.
  • ¿El tono es el adecuado? ¿la cercanía es la correcta? ¿la emocionalidad corresponde a la situación y necesidad de la persona?
  • ¿Cada frase se muestra en el tiempo correcto y momento indicado? ¿era en una pantalla antes donde había que comunicarlo? ¿era en el mismo momento de pagar donde necesitaba verlo?
  • ¿La historia está contada de una manera amena?
  • ¿Queda claro cuál es la acción que se espera que haga el usuario y cómo la debe hacer?
  • ¿Ofrecen previsibilidad y se deja claro cuáles son los próximos pasos?

Y todo lo que una empresa se quiera preguntar de su comunicación al cliente ;)

Entonces ¿qué necesitamos para el Testing?

Necesitamos principalmente que los participantes:

  • Sean de la región correcta, para poder analizar la tropicalización.
  • Estén haciendo una compra real durante la sesión.

¿Una compra real?

Sí ;)

Si queremos analizar si un texto resuelve las dudas reales de las personas; debemos analizarlo sobre compras reales.

Incluso si queremos analizar la emocionalidad, no es igual la ansiedad de una persona que está haciendo un simulacro de compra que la ansiedad de una persona que está haciendo una compra real.

¿Cómo lo hacemos?

Para empezar, podemos:

  • Hacer invitaciones en sucursal, incluyendo una mesita con una computadora para invitar a la gente a comprar online y observarla.
  • Integrar en el sitio herramientas que permitan a las personas dejar sus dudas y comentarios.
  • Hacer sesiones periódicas con Contact Center para entender por qué dudas llaman.

¿Pero por qué la compra debe ser verídica?

Porque las dudas que tenga un comprador real van a ser notoriamente distintas a las que tenga un comprador simulado.

Detalle no menor cuando hacemos investigación.

;)